La historia de Bob, un gatito callejero que le cambió la vida a un vagabundo deprimido a punto de rendirse

Las mascotas pueden tener una gran influencia sobre su dueño, en algunos casos pueden darle la vuelta a su vida. Pues bien, esta fue la historia de James Bowen y un pequeño milagro de cuatro patas que llegó para cambiarle la vida.

James fue un niño que tuvo una niñez bastante complicada, todo comenzó cuando sus padres se divorciaron y James se tuvo que mudar a Australia con su madre. Allí pasaba de una escuela a otra porque su madre se mudaba de forma frecuente. Esto le complicó la situación para hacer amigos y siempre fue una persona solitaria.


© Foto: Reuters / Lucas MacGregor

Su infancia y adolescencia fue complicada, pues sus compañeros de clase lo acosaban y a raíz de esto, tomó la decisión de abandonar la escuela. Cuando el joven cumplió la mayoría de edad, se mudó al Reino Unido junto a su hermana y cuñado. Desafortunadamente, las cosas no fluyeron de la mejor manera y James comenzó a pasar cada vez más tiempo fuera de casa. Esta situación se volvió permanente y él nunca regresó con su hermana.

James se ganaba la vida tocando su guitarra en espacios públicos y durmiendo en las calles. Su estado de depresión lo llevó al punto donde empezó a consumir heroína. Él afirmaba que las personas no lo querían escuchar, porque pensaba que estaba mendigando para viajar gratis. No entendían que esa era su forma de ganarse la vida.


© Foto: Reuters / Lucas MacGregor

Años más tarde, James tomó la iniciativa de cooperar con el programa de metadona, con el objetivo de abandonar el consumo de heroína. Además, comenzó a vivir en una habitación otorgada por el ayuntamiento.

Durante este tiempo, el joven se encontró con un gato frente a su puerta, el cual ignoró durante ese día. Hasta que el siguiente día percató que el gato tenía una pata lastimada, por lo que no dudó en ayudarlo y curarle la pata por su cuenta.


© Foto: Reuters / Lucas MacGregor

Cuando el gato se recuperó, James lo bautizó como Bob, en honor a un personaje de la serie Twin Peaks. El gato no quiso separarse del joven, y lo acompañó durante su jornada laboral en el parque, sentándose a su lado durante toda la presentación.

James grabó algunos videos para YouTube y el dúo consiguió algunos fanáticos que llegaban al parque exclusivamente a ver el espectáculo. Incluso la prensa local les dedicó una entrevista y a raíz de ese encuentro, James se inspiró a escribir un libro sobre aquel día que conoció a Bob.


© Foto: Reuters / Lucas MacGregor

Al poco tiempo conoció a una agente literaria que le ayudó a impulsar su libro Un gato callejero llamado Bob, llegando a traducirse en más de ocho idiomas y confirmando dos secuelas. Sin duda una historia que nos conmueve al saber cómo Bob fue quien rescató a James para darle una luz a su vida.

 

 

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *