La hermosa recuperación de un gatito que perdió un ojo y fue hallado en un depósito de basura

Las calles no parecen ofrecer ninguna posibilidad de bienestar para los animales que son abandonados en ellas. Los peligros y amenazas son bastante latentes en estos lugares, y solo algunos afortunados a los que se les brinda ayuda son capaces de sobrevivir.

Si este escenario es letal para una mascota adulta, los cachorros de diferentes especies con apenas días de vida son empujados a un precipicio entre la vida y la muerte por estas condiciones. Pues la inexperiencia y la falta de capacidad de ser independientes son cruciales en las calles.


© Foto: Blue Cross Newport

De allí que diferentes centros de rescate tengan un enfoque especial cuando se trata de brindar ayuda a un animal abandonado que no ha llegado a su etapa adulta. El equipo de bienestar animal llamado Blue Cross rescató con éxito a un adorable gatito que apenas tenía unos días de vida.

El animal fue hallado por los miembros de rescate vagando entre un depósito de basura en el que fue abandonado. Se encontraba bastante sucio, lleno de tierra e infestado de pulgas y un poco menos de garrapatas. Además de un peso muy bajo, incluso para su tamaño.


© Foto: Blue Cross Newport

Sin perder más tiempo, los rescatistas trasladaron al gato al centro de rescate para suministrarle el tratamiento veterinario que tanto necesitaba. Durante la evaluación correspondiente, también notaron que el animal tenía un absceso en su ojo derecho bastante grave.

Osho, que fue como bautizaron al gato, tuvo que hacer frente a una cirugía para que le extirparan el ojo. A pesar de apenas tener unos días de vida, el animal consiguió superar esta compleja intervención.


© Foto: Blue Cross Newport

Fueron varias semanas las que requirió el pequeño Osho para recuperarse con éxito. Pero una vez dado de alta, el pequeño animal tenía una actitud más positiva, lejos del dolor físico que ocasionan sus afecciones.

Según dio a conocer Carys, cuidador de Osho en las instalaciones de Blue Cross, el gato evolucionó bastante bien después de su rescate. Recuperando el peso adecuado para un gatito en desarrollo y la vitalidad que caracteriza a los felinos.


© Foto: Blue Cross Newport

Ahora Osho se encuentra compartiendo con una nueva familia permanente. Por lo que la terrible historia que abarca su comienzo solo quedó en el pasado. A pesar de tener solamente un ojo, es capaz de jugar y desenvolverse con completa normalidad.

Gracias a las personas que son capaces de tener empatía con los animales abandonados, Osho puede disfrutar de una segunda oportunidad. Gozando de la vida que cualquier gato se merece y que estuvo a punto de perder a tan corta edad.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *