Gata maúlla todos los días en la puerta de una tienda llamando a su amigo sin saber que él falleció

Los animales son capaces de sentir tanta pena por las partidas físicas como lo hacen los humanos. Pero para ellos, no ser conscientes de esto, podría parecer una verdadera tortura ante la incapacidad de ver a quienes fueron sus amigos y familiares.

Para una gatita de un vecindario de Yucatán, México, las visitas a un local cercano eran parte de su rutina diaria, gracias a que había desarrollado una relación afectiva con el dueño del local, pero un día fue hasta allí y encontró las puertas cerradas, sin saber el porqué.


© Foto: Facebook / Línea de Fuego Quintana Roo

Contrario a lo que muchas personas podrían creer en primera instancia, la pequeña gata llamada Estela no vive en las calles del lugar, sino que tiene una familia que la ama, pero que le permitía salir a visitar a su amigo cuantas veces ella quisiera.

Según muchos clientes que frecuentaban la tienda de Don Beto, que era donde se dirigía la gata, siempre la veían por allí. Ya fuera jugando con algunos objetos del lugar o tomando largas siestas sobre los asientos que tenía el dueño de la tienda.


© Foto: Facebook / Línea de Fuego Quintana Roo

A pesar de la buena química entre la felina y el hombre que era dueño de la tienda, todo cambió drásticamente cuando un día la gata Estela volvió y no encontró las puertas abiertas. Desafortunadamente, Don Beto había fallecido en un accidente y su drástica partida no le permitió despedirse de ninguno de sus seres queridos.

La gata era ajena a esta situación, por lo que después del incidente que desconocía, fue a visitar la tienda de Don Beto para encontrarla cerrada. Desconcertada, el pobre animal maullaba desconsolado esperando que el hombre atendiera su llamado y lo invitara a pasar.


© Foto: Facebook / Línea de Fuego Quintana Roo

Algunas personas que transcurrían por el lugar, que ya conocían a Estela y su vínculo con el dueño del lugar, capturaron en video una de las visitas que el animal realizó después del fallecimiento de Don Beto.

Aunque esta felina no era la única que frecuentaba la tienda en busca de pasar un rato agradable, sí fue la única que parecía no saber dónde se encontraba ahora aquel señor que fue tan amable con ella. De allí que lo visitara tan seguido en su lugar de trabajo.


© Foto: Facebook / Línea de Fuego Quintana Roo

El video, que circula por internet, deja en evidencia el apego que pueden desarrollar los animales, particularmente los felinos, por aquellas personas que saben respetarlos y brindarles su cariño.

Con el apoyo de su familia, la gatita terminará por entender que Don Beto se ha marchado para no volver, pero es claro que siempre recordará con agradecimiento el trato que allí recibía.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *